¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Consejos para limpiar correctamente el motor del coche

Debajo del capó de la mayoría de los coches, especialmente aquellos que llevan años funcionando y varios miles de kilómetros recorridos, suele ser habitual encontrar suciedad en forma de polvo, restos de aceites y líquidos varios y otros residuos. Y lo cierto es que esta suciedad puede llegar a ocultar fugas de fluidos y generar averías por deterioro de materiales en contacto con los hidrocarburos. Por ello, a continuación revisamos los mejores consejos para limpiar y mantener limpio el motor del coche, así como sus elementos circundantes.

En primer lugar, hay que levantar los plásticos embellecedores y valorar qué tipo de suciedad se ha acumulado en el motor: polvo, grasas, aceite, restos de refrigerante, etc. para entonces, valorar qué tratamiento de limpieza es más conveniente aplicar.

Tras esto, se debe proteger correctamente todos aquellos elementos susceptibles de dañarse en el proceso de limpieza, tales como centralitas electrónicas, conectores eléctricos, filtros o carburadores si se trata de un vehículo clásico. Una vez protegido, se puede proceder a la limpieza.

Si se trata de polvo y restos de tierra o barro, lo ideal es proceder con agua caliente a presión y un jabón orgánico, pasando la manguera a cierta distancia para no romper nada debido a la presión de agua. Siempre procurando mantener el chorro alejado de elementos susceptibles de romperse, se deben remojar todos los rincones del vano motor. Al tratarse de polvo y barro o tierra, el agua se irá llevando consigo todos los restos de suciedad acumulada y con un poco de paciencia, podrán quedar limpios los elementos mecánicos del coche.

 

Por su parte, si la suciedad se muestra con aceites y grasas, así como de restos de refrigerante o similares, en primer lugar habrá que calentar el motor poniéndolo en marcha, para que con la temperatura las grasas y aceites que empapan la mecánica se vuelvan más fluidos y sea más fácil limpiarlos. En este caso, el mejor sistema es usar un desengrasante orgánico mezclado en la proporción indicada con agua caliente y aplicarlo a presión, siempre guardando una distancia prudencial.

El desengrasante y el agua caliente poco a poco conseguirán limpiar los restos de los rincones más escondidos de la mecánica, aunque muy probablemente haya que repetir el proceso dos o incluso tres veces para conseguir un resultado óptimo. Hay que pensar que los aceites y grasas suelen mezclarse con el polvo ambiente y crear una especie de engrudo que se adhiere muy fuerte a las superficies rugosas, por lo que resultará más complicado limpiar cuanto más tiempo haga que no se limpia.

Es importante el uso de desengrasantes orgánicos y no disolventes químicos o gasolina, que si bien es cierto que actúan como desengrasantes de máximo nivel, también dañan los componentes de plástico o gomas y con el paso del tiempo se acaban rompiendo, pudiendo ocasionar mayores averías.

Otro consejo, después de limpiar con desengrasante, es aplicar abundante agua limpia sobre todas las zonas, con el objetivo de aclarar del todo y evitar que queden restos de desengrasante.

 

Una buena limpieza periódica de la mecánica del coche es importante, ya que ayuda a observar posibles fugas de fluidos (principalmente aceite y refrigerante), permitiendo así detectar con rapidez posibles averías que en el futuro causarían un daño importante en la mecánica.

Asimismo, una buena limpieza asegura la vida útil tanto de elementos elásticos de goma (soportes motor, fundas de cables, manguitos, etc.) como plásticos (tapas, soportes, conectores eléctricos), dado que los aceites e hidrocarburos degradan el plástico con el paso del tiempo. También algunos sistemas y elementos del motor, como los motores de arranque o alternadores, son muy sensibles a la suciedad y es muy fácil que debido a una fuga de aceite se estropeen y dejen de funcionar.

Si queréis recibir más información sobre accesorios y recambios originales, podéis contactar con Central de Recambio Original mediante nuestro formulario o llamando al teléfono 93 223 84 85. Ofrecemos respuesta inmediata y un presupuesto adecuado a las necesidades de cada cliente.

Solicita información