¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Asistente de frenado autónomo con detección de peatones y ciclistas: así funciona

Se está haciendo cada vez más habitual entre los modelos de coche más nuevos. Hasta hace poco, los asistentes de frenado autónomos utilizaban sensores de radar y minicámaras que solo eran capaces de detectar y controlar la posición y la velocidad de otros coches y camiones. Y esto no es poco, porque ya supone una gran ayuda para la conducción. Sin embargo, por su menor tamaño y por su trayectoria menos previsible, peatones y ciclistas quedaban fuera del alcance de estos sistemas. Esto suponía una fuente de peligro sobre todo en las zonas urbanas.

Ahora las marcas han desarrollado asistentes de frenado autónomos con sistemas de detección de peatones y ciclistas que incluso incorporan tecnologías de evasión de colisiones. Te explicamos cómo funcionan.

Asistente de frenado autónomo con detección de peatones y ciclistas: así funciona

La tecnología pionera: Volvo

Como en tantas otras tecnologías de seguridad para el automóvil, también en los asistentes de frenado autónomos con detección de peatones y ciclistas fue pionera Volvo.

La marca sueca ofrece desde 2013 esta tecnología, que utiliza un radar integrado en la parrilla del coche y una cámara digital incrustada en la carcasa del espejo retrovisor interior para controlar un campo de visión de varios metros por delante del coche.

Las funciones de estos dos dispositivos son distintas pero complementarias:

  • El radar detecta los objetos y rastrea la distancia existente entre el vehículo y ellos, teniendo en cuenta la velocidad a la que circula.
  • La cámara de alta resolución determina el tipo de objeto en función de su patrón de movimiento, altura y tamaño. Por ejemplo, para detectar a un ciclista, el sistema se fija en los contornos del cuerpo y de la bicicleta, así como en el pedaleo de la persona.
Asistente de frenado autónomo con detección de peatones y ciclistas: así funciona

Los datos de los dos dispositivos de detección se envían a una unidad de control central, que analiza el tamaño y velocidad de los objetos en movimiento para identificarlos, clasificarlos y hacer un seguimiento de ellos según sus trayectorias previstas. Si detecta un riesgo de colisión inminente, el software reacciona emitiendo una alarma sonora y llegando a aplicar automáticamente los frenos.

Los sistemas modernos son capaces de afinar mucho sus decisiones en estas situaciones delicadas. Si circulan detrás de un ciclista, hacen un seguimiento de su movimiento y solo aplican los frenos si se cruza en la trayectoria del coche, haciendo caso omiso si la bicicleta circula en el lateral de la carretera o en un carril bici.

Asistente de frenado autónomo con detección de peatones y ciclistas: así funciona

El futuro: el sistema LIDAR

La limitación de esta tecnología es obvia: como el radar y la cámara están ambos orientados hacia delante, no pueden detectar a los ciclistas que circulan al lado o detrás del vehículo, en el ángulo muerto. Además, todavía hay margen de mejora en la circulación con poca luz y en la diferenciación entre peatones y bicicletas. Para facilitarla, éstas tienen que ser de tamaño adulto y contar con un reflector trasero.

Para superar estas dificultades, algunos fabricantes de automóviles ya están trabajando en nuevas tecnologías, como el seguimiento de objetos por láser LIDAR de estado sólido.

Asistente de frenado autónomo con detección de peatones y ciclistas: así funciona

Como especialistas en mecánica de vehículos, en Central de Recambio Original solo trabajamos con Recambios Originales. Puedes contactar con nosotros a través del siguiente formulario o llamando al 93 223 84 85.

Solicita información