¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

El alternador: cómo funciona y síntomas de avería

Cuando arrancamos un coche, es la batería la encargada de generar la energía necesaria para su puesta en marcha inicial. Sin embargo, una vez encendido el motor, toda la responsabilidad recae sobre el alternador, que es el encargado de recargar la batería para cuando haya que volver a poner el vehículo en marcha y de suministrar energía a los faros, grupos ópticos, limpiaparabrisas, elevalunas, equipo de sonido, apertura automática del maletero, etc.

Funcionamiento y piezas del alternador

El alternador suele estar atornillado cerca de la parte delantera del motor, y básicamente se encarga de convertir la energía mecánica del cigüeñal en electricidad. Sus piezas clave son:

  • Correa auxiliar: transmite el impulso del cigüeñal al alternador.
  • Polea: es el elemento que recibe esta fuerza mecánica y la usa para mover el rotor.
  • Estator y el rotor: son imanes ubicados en el interior del alternador que giran para crear la corriente alterna y convertir la energía en electricidad.
  • Diodos: transforman la corriente alterna en continua para cargar la batería.
  • Regulador de voltaje: evita las sobrecargas.
  • Ventilador de enfriamiento: disipa el calor y protege los componentes internos del sobrecalentamiento.
El alternador: cómo funciona y síntomas de avería

Síntomas de un alternador con problemas

El testigo del cuadro de instrumentos se enciende

En el cuadro de instrumentos de la mayoría de los coches hay una luz de advertencia que alerta al conductor de los problemas del alternador. Normalmente se distingue con la forma de una batería, aunque a veces se muestran las siglas ALT” o GEN”, de generador.

Este testigo está vinculado a los sistemas informáticos que monitorean la salida de voltaje del alternador. Si esta excede un límite preestablecido, se enciende la luz. La mayoría de los alternadores tienen una salida de entre 13 y 14,5 voltios.

Fallos eléctricos varios

Cuando el alternador no funciona bien, los sistemas que dependen de él pueden comenzar a fallar: el haz de luz de los faros, los elevalunas eléctricos, el cierre centralizado, la iluminación del cuadro de instrumentos, el aire acondicionado…

La batería se agota

Puede ser que la batería se vacíe completamente o que al coche le cueste arrancar o se detenga con relativa frecuencia. En estos casos, a veces es difícil saber si el origen del problema está en la propia batería o en el alternador, que no la recarga correctamente.

Ante la duda, arranca el coche con unas pinzas y quítalas de inmediato. Si el vehículo se apaga inmediatamente, es el alternador el que está fallando. Por el contrario, si continúa funcionando, lo más probable es que sea un problema de la batería.

Ruidos y olores sospechosos

Un fallo del alternador puede provocar que algunos de los cojinetes emitan un chirrido.

La rotura de una correa en mal estado también puede generar un ruido desagradable y oler a goma quemada o a incendio eléctrico.

Un alternador con exceso de trabajo recalentará sus cables y emitirá un olor desagradable.

El alternador: cómo funciona y síntomas de avería

¿Cuál es la vida útil de un alternador?

El alternador es un componente que en principio no necesita mantenimiento. Puede durar sin problemas hasta los 10 o 15 años, o hasta los 400.000 kilómetros.

En caso de que haya que reemplazarlo, es primordial hacerlo siempre por una unidad original del fabricante. No recomendamos la alternativa de utilizar un alternador reacondicionado, que siempre ofrecerá menos garantías y será posible fuente de problemas para el cliente de tu taller.

El alternador: cómo funciona y síntomas de avería

En Central de Recambio Original somos especialistas en mecánica de vehículos y trabajamos de forma exclusiva con Recambios Originales. Puedes contactar con nosotros llamando al 93 223 84 85 o a través del siguiente formulario.

Solicita información