¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Tipos de anticongelante para el coche y recomendaciones

En su funcionamiento, el motor de un coche genera una gran energía térmica. Cuando se produce la explosión en el interior del cilindro de un motor térmico se alcanzan temperaturas muy elevadas: entre 371 y 593ºC en el caso de un motor de gasolina, y de 537 a 649ºC en el caso del gasóleo.

Es imprescindible disipar esta energía térmica a la atmósfera de la manera más eficiente posible para evitar que la acumulación de calor suponga una merma de rendimiento o incluso provoque una avería grave. Resulta fundamental que la temperatura de funcionamiento del motor se mantenga dentro de un rango seguro, y de esto se encarga el circuito de refrigeración y el líquido anticongelante.

Qué problemas causa el mal funcionamiento del circuito de refrigeración

Si la temperatura del motor se eleva excesivamente, esto puede provocar una avería en la junta de culata, auto-detonaciones del combustible y, en el peor de los casos, que el motor quede gripado por la dilatación y deformación de las piezas internas.

Tipos de anticongelante para el coche y recomendaciones

Tipos de anticongelantes según su composición

Existen varios tipos de líquidos anticongelantes o refrigerantes, pero para garantizar el buen funcionamiento del sistema de refrigeración es imprescindible utilizar el recomendado por el fabricante.

Estos son los diferentes tipos de anticongelantes existentes según su composición:

  • Anticongelante orgánico. Está formado por etilenglicol y agua destilada o desmineralizada. Es el líquido refrigerante más habitual porque tiene varias ventajas: es más duradero, es biodegradable, genera menos depósitos sólidos, posee una baja conductividad eléctrica y presenta un punto de ebullición más alto, evitando los sobrecalentamientos y minimizando la formación de óxidos metálicos y la consiguiente corrosión de las diferentes partes del sistema de refrigeración, como el radiador, las tuberías, etc.
  • Anticongelante inorgánico. Utiliza productos como los silicatos, que con el paso del tiempo se degradan y pueden provocar averías en el sistema de refrigeración. Tiene bajo porcentaje de inhibidores de corrosión y de otros aditivos, con lo que su durabilidad es más limitada.
  • Anticongelante híbrido. Es popular en muchos fabricantes. Está compuesto por etilenglicol, glicerina, aditivos anti-espumantes y anti-calcáreos y una reserva neutralizante que protege el circuito de refrigeración. También puede incorporar silicatos para proteger las superficies de aluminio.

Nunca debes mezclar estos tres tipos de anticongelantes, ya que esto puede provocar problemas en el circuito de refrigeración.

Tipos de anticongelante para el coche y recomendaciones

La temperatura de congelación

La temperatura de congelación del líquido refrigerante depende de la cantidad de etilenglicol que incorpora cada solución. Así, un anticongelante con un 10% de etilenglicol puede ser utilizado con una temperatura de entre -4ºC a los 102ºC. Si la concentración es del 25%, las temperaturas de utilización van desde los -12,5ºC a los 103ºC. El nivel máximo de concentración de etilenglicol es del 50%, que puede actuar entre los -37ºC y los 108ºC.

Desconfía de los colores y las mezclas

Los líquidos anticongelantes se distinguen con colores diferentes. Los más habituales son verde, naranja, amarillo, azul y rosa. Sin embargo, esta pista puede resultar engañosa porque cada marca utiliza un código de colores distinto. Confía siempre en el manual del fabricante del vehículo o en el tipo indicado en el vaso de expansión del coche.

En función de su grado de protección frente a la corrosión, los anticongelantes se clasifican en G11, G12, G12+, G12++ y G13. Solo pueden mezclarse el G12++ y el G13.

Tipos de anticongelante para el coche y recomendaciones

En Central de Recambio Original somos especialistas en mecánica de vehículos y trabajamos de forma exclusiva con Recambios Originales. Puedes contactar con nosotros llamando al 93 223 84 85 o a través del siguiente formulario.

Solicita información