¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Qué es y cómo utilizar la llave dinamométrica

Dentro de la mecánica de un automóvil, muchas sujeciones exigen un nivel de ajuste específico para garantizar su correcto funcionamiento. Es lo mismo que la tapa de un bote de conservas: debe cerrarse con suficiente firmeza para mantener su hermetismo y evitar la entrada de aire o el vertido de su contenido, pero sin llegar al extremo de pasarse de rosca o no poder volver a abrir la tapadera nunca más. Trasladado al mundo de la automoción: si está demasiado flojo, el perno puede salirse; si está demasiado apretado, el perno o la superficie a la que está enganchado pueden dañarse o deformarse.

De hecho, la mayoría de los manuales del propietario especifican cuál es la cantidad de fuerza (par de torsión) necesaria para ajustar los distintos componentes de sujeción del coche. Esto afecta desde partes del bloque motor, como la culata, hasta el parachoques o un faro.

Para realizar estos ajustes precisos del par de torsión que aplicamos en cada sujeción contamos con una herramienta: la llave dinamométrica.

Qué es y cómo utilizar la llave dinamométrica

¿Qué es la llave dinamométrica?

La llave dinamométrica se utiliza para comprobar y ajustar la presión de apriete de pernos, tornillos y tuercas. Es una herramienta de precisión que garantiza un apriete fiable, y su empleo es imprescindible para evitar cualquier deterioro o rotura de las distintas piezas de sujeción de los vehículos.

Su unidad de medida es el Newton-metro (Nm), que representa el momento de una fuerza de un Newton en un brazo de palanca de un metro.

Qué es y cómo utilizar la llave dinamométrica

Tipos de llaves dinamométricas

Dependiendo de cada necesidad específica, del tamaño y el material sobre el que debe aplicarse, será más recomendable utilizar una llave dinamométrica u otra. Así, una manera de clasificarlas es por su par de torsión. Por ejemplo, existen llaves de 1 a 20 Nm que están pensadas para apretar piezas frágiles como pequeñas piezas de aluminio o fibra. En el caso de culatas o amortiguadores se debería pasar a una llave de 20 a 150 Nm de torsión, y en algunos casos será recomendable utilizarlas de más de 150 Nm.

Dependiendo de otras circunstancias externas, como el espacio disponible o la iluminación, recomendamos tres tecnologías principales de llaves dinamométricas:

Llave dinamométrica de clic

Es la más práctica para realizar operaciones rápida y especialmente en situaciones de baja iluminación, porque indica cuándo ha alcanzado el valor de torsión requerido mediante una señal audible o sensible al tacto. Basta con ajustar el par de apriete deseado directamente en la llave antes de su uso.

Llave dinamométrica digital

Es la opción óptima en operaciones de precisión. Muestra directamente el valor del par para poder optimizar la fuerza de apriete.

Llave dinamométrica asistida hidráulicamente

Esta llave permite alcanzar un par de torsión muy alto, difícil de conseguir a mano. Su uso es más común en otras industrias como la agrícola, la naval o la aérea.

Qué es y cómo utilizar la llave dinamométrica

Consejos de mantenimiento de la llave dinamométrica

Para alargar la vida útil de la llave dinamométrica hay que saber que esta es una sensible herramienta de apriete que nunca debe utilizarse para aflojar pernos.

Al final de cada día, o cuando no esté en uso, debe restablecerse al valor más bajo para aliviar la presión sobre el resorte.

La llave dinamométrica es una herramienta de alta precisión que debe ser calibrada periódicamente. La recomendación es hacerlo anualmente, o cada 5.000 ciclos, en un servicio oficial. En caso de golpe o caída, debe recalibrarse inmediatamente.

Qué es y cómo utilizar la llave dinamométrica

En Central de Recambio Original somos especialistas en mecánica de vehículos y trabajamos de forma exclusiva con Recambios Originales. Puedes contactar con nosotros llamando al 93 223 84 85 o a través del siguiente formulario.

Solicita información