¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Las averías más comunes que no detecta la ITV

Los coches, al igual que toda máquina sometida a esfuerzos y movimientos, van sufriendo un desgaste a lo largo de su vida que depende directamente del uso que se haga de él y de cómo se realizan los mantenimientos. Para certificar que el coche o vehículo cumple con unos mínimos estándares de “salud mecánica” existe la ITV, Inspección Técnica de Vehículos, que éstos deben pasar en distintos periodos según su edad.

Pero normalmente los vehículos sufren muchas más averías, ya sean pequeñas o grandes, que las ITV’s no detectan, ya sea porque no son puntos a revisar según el Ministerio de Industria o bien sea por falta de medios para diagnosis. En este caso, cuando se acude al taller a efectuar la llamada “revisión pre-ITV” es cuando el taller, si detecta alguna anomalía, debe comunicarlo al cliente, aunque dicha avería no comprometa el pasar la ITV sin defectos. A continuación repasaremos unas cuantas averías, las más frecuentes, que en la ITV no detectarán.

Tipos luces coches

 

Mal funcionamiento del alumbrado

Es frecuente encontrar fallos en el sistema de alumbrado, sin tener en cuenta las bombillas fundidas. Fallos en las masas de los pilotos traseros que provocan el funcionamiento errático de las luces traseras, interruptores de luz de freno o macha atrás que se estropean y provocan que dichas luces no funcionen, aún y estar las bombillas en condiciones.

Frenos traseros de tambor y freno de mano

Otra de las averías y fallos más frecuentes son los problemas de frenado que pueden acarrear los frenos de tambor traseros. Son los grandes olvidados y con el tiempo van acumulando polvo del desgaste de las mordazas, que se almacena en el interior de los tambores y puede acabar provocando que se claven frenados o al revés, sin poder frenar. El reglaje del freno de mano es otra de las operaciones comunes en una inspección pre-ITV. Con el uso se va destensando, ayudado también por el desgaste de los forros de freno y llega un momento que frena muy poquito o casi nada. Un óptimo tensado y reglaje y pasará la ITV sin problemas.

Averias no detectadas ITV Frenos tambor

 

Fuelles y guardapolvos dañados o rotos y con pérdida de grasa

Otro de los fallos más frecuentes que presentan los coches con cierta edad y kilometraje encima. Ya sean fuelles de palier o de la caja de dirección, y aunque no presenten fuga directamente, la ITV lo apuntará como “leve”, mientras que el taller al verlo avisará al cliente para proceder a su reparación.

Mal funcionamiento del sistema limpiaparabrisas

Aún y estar clasificado como fallo leve, el mal estado o mal funcionamiento del sistema limpiaparabrisas es otra de las averías frecuentes en una inspección pre-ITV. No sale líquido, las escobillas están desgastadas o rotas o no limpian bien, etc. son fallos comunes.

Amortiguadores en mal estado

No es un punto a inspeccionar por la ITV, pero el taller debe advertir al cliente del mal estado de los amortiguadores del vehículo, que afecta directamente la seguridad de los ocupantes.

Revision escobillas limpiaparabrisas

 

Soportes de motor o caja de cambios

La ITV tampoco nos advertirá de si tenemos algún soporte-motor de goma resquebrajado o roto que provocan vibraciones al chasis al no absorber el traqueteo del motor. Una buena inspección pre-ITV en un buen taller permitirá comprobar si hay algún soporte-motor dañado y sustituirlo para evitar que las vibraciones acaben provocando nuevas averías.

Luz de Airbag encendida

La luz de Airbag encendida en coches fabricados antes de 1998 no está tipificada como fallo por la ITV, ya que anteriormente a esta fecha no estaba estipulado el uso obligatorio de este elemento, dejando a criterio del fabricante su aplicación o no. El “fallo de airbag” suele venir provocado por el mal contacto o corte de los cables de debajo del asiento del conductor, el más usado en la vida de un vehículo. Con el movimiento del cuerpo el cable se va desgastando hasta que un día se parten y el sistema detecta un fallo. Como decíamos, en la ITV no nos pondrán problemas si nuestro coche está fabricado antes de 1998.

Rodamientos de rueda

Cuando los rodamientos se empiezan a desgastar excesivamente, emiten un ruido característico en determinadas situaciones durante la circulación. A menos que el desgaste sea al borde de la destrucción, en la ITV no se darán cuenta ya que no pueden simular la conducción por carretera, por lo que no nos lo pondrán en la “lista de fallos”. Pero un taller profesional se dará cuenta a poco que circule con el coche o haga girar sus ruedas con el coche levantado.

Averias no detectadas ITV Suspensiones

 

Estas y otras averías que no detecta la ITV son de especial importancia para el buen funcionamiento de un vehículo y especialmente para la seguridad de sus ocupantes. Central del Recambio Original es el proveedor de recambios de referencia a nivel nacional con más de 500.000 pedidos servidos cada año.

Solicita información