¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

La competición, el mejor banco de pruebas de los fabricantes

Los fabricantes de vehículos de todo el mundo invierten una gran cantidad de dinero en I+D, Investigación y Desarrollo, siempre con el objetivo de poder ofrecer las últimas tecnologías a sus clientes y a la vez ser la referencia en el sector. Muchas pruebas de componentes y tecnologías se desarrollan mediante pruebas en vehículos prototipo, pero es muy frecuente que las grandes marcas inviertan parte de este presupuesto destinado a I+D en el mundo de la competición, con el objetivo de someter a la mayor dureza posible aquellos componentes y tecnologías que luego se aplicarán en los modelos que se podrán encontrar en los concesionarios oficiales, además de ganar imagen de marca.

Repasaremos a continuación unos cuantos ejemplos de grandes fabricantes que gracias a la competición han desarrollado sistemas que a la postre se han acabado implementando en la producción en serie de vehículos de calle.

Peugeot 206 WRC

 

Empezamos por Audi. La trayectoria del fabricante alemán de los cuatro aros en la competición es muy larga, pero siempre ha estado supeditado al desarrollo de nuevas tecnologías.

En los años 80 Audi revolucionó el mundo de los rallyes con su peculiar Audi Quattro. Se trataba del primer coche WRC que equipaba tracción a las cuatro ruedas y motor Turbo a la vez. Gracias a sus resultados en las carreteras más complicadas del mundo, sobre cualquier superficie, popularizó la tracción total en los vehículos de calle, demostrando la seguridad, confort y prestaciones superiores de esta tecnología.

No contenta con demostrar en los rallyes y las superficies deslizantes la capacidad de sus vehículos equipados con tracción total, Audi posteriormente se centró en los circuitos de alrrededor del mundo para demostrar que también sobre asfalto la tracción total era mucho más efectiva que la tracción simple. Campeonatos en EEUU, Europa y Oceanía sirvieron de justificación a la inversión. Tal fue su dominio que los reglamentos deportivos acabaron prohibiendo la tracción total.

Audi R8 Le Mans

 

Posteriormente, Audi se centró en la Resistencia y concretamente en las 24 Horas de Le Mans y el WEC para desarrollar nuevas tecnologías. A principios de la década del 2000, Audi dominaba con mano de hierro el panorama de la Resistencia gracias a sus coches LMP equipados con motores de inyección directa de gasolina, que posteriormente pasarían a la producción llamándose TFSI, FSI, etc.

Tras esto, Audi se centró en los consumos, desarrollando la tecnología ULTRA de fabricación de chasis ultraligeros con aluminio como principal material, unidos a mecánicas Diesel de última generación. Por último, la marca de los cuatro aros dio una vuelta de tuerca más y apostó por la tecnología Híbrida unida a la tecnología ULTRA, con el objetivo de acabar implementando la tecnología híbrida en sus vehículos de producción en serie.

08 DUVAL Loic (FRA) DI GRASSI Lucas (BRA) JARVIS Oliver (GBR) AUDI R18 ETron Quattro team Audi Sport Joest action during the 2015 Le Mans 24 hours race, from June 13 to 14th 2015, at Le Mans circuit, France. Photo Francois Flamand / DPPI

 

Otro fabricante que gracias a la competición desarrolló su tecnología es Mitsubishi. Primero en el Rallye Paris-Dakar sus múltiples participaciones y victorias sirvieron para posteriormente desarrollar una de las mejores gamas de todoterrenos del mundo, con el Montero como principal estandarte. A su vez, gracias a la participación y victorias en el WRC desarrollaron sistemas de tracción total inteligente en sus Mitsubishi Lancer Evo, además de crear una importante imagen de marca deportiva.

Mitsubishi Pajero Paris Dakar

 

Nissan es otra de las marcas que gracias a la competición está desarrollando nuevas tecnologías para posteriormente traspasarlas a sus vehículos de calle. En el Mundial de Resistencia (WEC) con su prototipo Nismo GTR LMP1 está desarrollando un sistema híbrido completamente diferente al de sus rivales en el mercado, basado en volantes de inercia y no en motores eléctricos o pilas de combustible.

Nissan Nismo GTR LMP1

 

Ferrari, por ejemplo, a principios de los años 90 desarrolló para sus F1 un sistema de cambio de marchas semiautomático mediante levas en el volante. ¿Sabéis qué tipo de cambios de marchas se montan en absolutamente todos los superdeportivos del mundo, ademas de los Ferrari? Sí, cambios ultrarrápidos con levas en el volante, con la tecnología directamente derivada de la Fórmula 1.

Jean_Alesi_Ferrari_1995

 

Peugeot es otra de las grandes marcas que siempre ha estado ligada a la competición y al desarrollo de nuevas tecnologías. En los años 90 ganaron las 24 Horas de Le Mans con un Peugeot 905 Evo equipado con faros de Xenón. Posteriormente en los 2000 desarrolló sistemas de control de diferenciales y tracción en sus 206 WRC, marcando un antes y un después en esta disciplina. En su retorno a las 24 Horas de Le Mans con el 908 HDI, equipó a sus vehículos con filtros de partículas diesel, el famoso FAP, de cara a conseguir menos emisiones de gases contaminantes. Actualmente está centrada en el Rallye Dakar con el Peugeot 2008 DKR equipado también con un motor HDI para desarrollar estos motores tan sofisticados en las condiciones más duras.

Peugeot 2008 DKR 2016

 

Otros fabricantes que actualmente están en la máxima competición desarrollando nuevos sistemas y tecnologías además de labrarse una buena imagen de marca, son por ejemplo Volkswagen en el WRC, con varios títulos de Campeones; Mercedes-Benz está presente en la F1 con sus sistemas híbridos y de recuperación de energía; Honda en el WTCC (Mundial de Turimos) con el Civic está impulsando el desarrollo de motores 1.6L, Turbo e inyección directa de gasolina.

Honda Civic WTCC 2015

 

Por este motivo, es muy importante recurrir siempre al fabricante original a la hora de adquirir de repuestos para el automóvil, ya que solamente las grandes marcas han desarrollado sistemas, materiales y tecnologías en la más alta competición, asegurando la máxima calidad y prestaciones a la hora de montarlas en sus vehículos de calle, ya sea en la cadena de producción o posteriormente en los recambios originales.

Solicita información