¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Avances tecnológicos en el aparcamiento autónomo

Durante la conducción, uno de los momentos más tediosos para la mayoría de conductores es el estacionamiento del vehículo, especialmente en áreas urbanas donde el espacio disponible es bastante escaso. Siguiendo con el repaso a los distintos avances tecnológicos en los vehículos actuales, en esta ocasión revisaremos los últimos avances para facilitar el aparcamiento al conductor, y veremos distintos sistemas que van desde ayudas al aparcamiento hasta el estacionamiento totalmente autónomo del vehículo.

Ayudas al aparcamiento

Estos sistemas representan, por ahora, la gran mayoría de las opciones disponibles en coches nuevos. Esta tecnología está implantada en la mayoría de vehículos del mercado, desde coches compactos hasta grandes SUV. Se distinguen dos sistemas básicos, como son el avisador por radar y las cámaras de vídeo traseras. En el primer caso, unos sensores repartidos por el exterior del vehículo calculan la distancia que hay entre éste y el entorno, y a medida que nos vamos acercando a los obstáculos, los pitidos de aviso van en aumento para evitar colisionar o tocar con los elementos que nos rodean. Esto facilita la ubicación del coche dentro de la maniobra de aparcar. En el segundo caso, las cámaras de vídeo instaladas en la parte trasera del coche emiten sus imágenes en una pantalla situada en el interior del vehículo, que el conductor ve en todo momento y amplían notablemente el campo de visión trasero, permitiendo una vista prácticamente total del entorno del coche.

Aparcamiento autonomo Seat

 

Sistemas de aparcamiento semiautónomo

El segundo gran grupo de sistemas de ayuda al aparcamiento se basan en la evolución hacia el aparcamiento semiautónomo, donde el vehículo realiza una parte de las maniobras en combinación con los movimientos del conductor a los mandos del vehículo. A grandes rasgos, estos sistemas basan su funcionamiento en unos radares situados en el vehículo que detectan los espacios suficientemente grandes para aparcar el vehículo, y una vez lo detectan, el sistema pasa a mandar sobre la dirección del vehículo, mientras que el conductor sólo debe preocuparse de manejar el acelerador y el freno para ejecutar la maniobra. El pequeño hándicap de estos sistemas es que mayormente van asociados a sistemas de transmisión automática, con dos pedales, puesto que ofrecen un mayor control sobre las reacciones del vehículo. En los vehículos con transmisión manual, su implantación es más lenta.

Sistemas de aparcamiento autónomo

Este es ya un gran avance y evolución, pues libera al conductor de hacer cualquier maniobra: el coche se encarga él solo de girar, acelerar y frenar y cambiar de marcha para aparcar. Eso sí, pues una cuestión de seguridad el conductor debe estar en su puesto y sigue siendo el responsable de lo que haga el coche. En algunos casos, el conductor debe mantener pulsado un botón situado en la consola central, entre los asientos. Es una especie de parada de emergencia «de hombre muerto», y si el conductor deja de pulsarlo, el coche se detiene por completo inmediatamente.

Aparcamiento autonomo Mercedes Benz

 

El aparcamiento remoto

Por último, el mayor paso adelante en cuanto a sistemas de aparcamiento autónomo consiste en bajarse del coche y dejar que éste haga las maniobras totalmente solo y sin nuestro control. En este caso estaríamos hablando de sistemas de aparcamiento remoto. Algunos sistemas están controlados desde un Smartphone, mientras que en otros casos el proceso se controla desde un mando a distancia que posee el vehículo. Estos sistemas ofrecen la ventaja de que el coche se puede aparcar por sí mismo en plazas de aparcamiento estrechas, en las que apenas hay espacio para abrir las puertas y subir y bajarse del coche. El conductor sigue siendo el responsable de lo que haga el coche, tiene que estar presente delante del coche y tiene que pulsar un botón durante la maniobra, de nuevo como sistema de seguridad, ya sea en el smartphone, ya sea en la llave-mando del coche.

Aparcamiento autonomo Audi

 

Existe también un sistema bastante curioso que, sin ser del todo autónomo, permite aparcar sin que el conductor esté dentro, aprovechándose de la electrónica, del cambio automático, y de los accionadores eléctricos de volante y pedales. Este sistema, desarrollado por marcas como Land Rover, permite que el conductor controle el coche a distancia, pero incluye un cursor con el que conducir el coche a baja velocidad desde fuera, y así permite aparcar el coche sin que el conductor esté al volante. A diferencia de otros sistemas, aquí el conductor es el que controla en todo momento el coche, desde fuera, pero él decide hacia dónde va o cuando frena, y tiene que calcular bien las distancias para no rozar a nadie.

Como vemos, los primeros pasos hacia la conducción totalmente autónoma ya están plenamente incorporados en los vehículos nuevos, empezando por simples maniobras como puede ser la del aparcamiento del coche, que poco a poco irá evolucionando hasta conseguir una circulación totalmente autónoma.

Si queréis recibir más información sobre accesorios y recambios en sistemas de aparcamiento, podéis contactar con Central de Recambio Original mediante nuestro formulario o llamando al teléfono 93 223 84 85. Ofrecemos respuesta inmediata y un presupuesto adecuado a las necesidades de cada cliente.

Solicita información