¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Caudalímetro: funcionamiento, problemas y mantenimiento

El caudalímetro, también conocido como debímetro o MAF (Mass Air Flow Sensor), es uno de los componentes clave de un sistema electrónico de inyección de combustible en cualquier coche diésel o gasolina.

Su función es clave en dos aspectos muy importantes para que el coche funcione adecuadamente. El caudalímetro es un sensor que mide la cantidad de aire aspirado por el motor y controla que la chispa de encendido sea correcta y que la mezcla de aire y combustible esté optimizada para ofrecer el máximo rendimiento y generar la menor cantidad posible de emisiones contaminantes.

Caudalímetro: funcionamiento, problemas y mantenimiento

¿Cómo funciona el caudalímetro?

El caudalímetro es un dispositivo electrónico que mide la masa de aire que entra en el colector de admisión y envía esta información a la unidad de control (ECU) del coche. Físicamente se ubica en la salida del filtro de aire, sobre el tubo de admisión, en un punto por donde pasa el aire que ya está filtrado para llegar a los cilindros y comenzar con el proceso de combustión.

El caudalímetro tiene un pequeño hilo que se calienta eléctricamente y un sensor que mide la temperatura del aire de alrededor. Cuando el motor está en ralentí, una pequeña cantidad de aire fluye alrededor del cable, por lo que se necesita una pequeña corriente eléctrica para mantenerlo a una temperatura de trabajo de 120ºC. Esta cantidad de electricidad, que es proporcional a la cantidad de flujo de aire, es la que usará como medida para controlar la masa de aire que entra al motor.

Un pequeño chip electrónico instalado dentro del sensor del caudalímetro traduce la corriente eléctrica en una señal digital y la envía a la ECU. Ésta la utiliza para calcular la cantidad de combustible que se debe inyectar a los cilindros para mantener la relación de aire y combustible en el nivel óptimo.

En los vehículos con caja de cambios automática, la ECU también emplea las lecturas del caudalímetro para determinar el momento del cambio de velocidad.

Caudalímetro: funcionamiento, problemas y mantenimiento

Síntomas de una avería en el caudalímetro

Si el caudalímetro no mide el flujo de aire correctamente, esto ocasiona errores en la cantidad de combustible inyectado. Como consecuencia, una avería en el caudalímetro puede manifestarse a través de síntomas como:

  • Tirones al acelerar
  • Falta de potencia
  • Dificultades en el arranque
  • El coche arranca pero no puede moverse del sitio
  • Humo negro saliendo del tubo de escape
  • Peor eficiencia de combustible
  • Ralentí áspero

Además, con un error en el caudalímetro, lo más habitual es que se ilumine un testigo en el cuadro del coche.

Caudalímetro: funcionamiento, problemas y mantenimiento

¿Qué mantenimiento necesita un caudalímetro?

Un filtro de aire mal instalado, obstruido o demasiado mojado puede causar el fallo del caudalímetro. Es recomendable cambiarlo cada 10.000-15.000 kilómetros.

Otra recomendación es el buen mantenimiento del aceite del cárter, que si está demasiado sucio también puede llegar a dañar el caudalímetro.

Otro problema en los diésel puede ser la carbonilla, que aparece normalmente por circular a bajas vueltas de forma habitual.

Caudalímetro: funcionamiento, problemas y mantenimiento

Como especialistas en mecánica de vehículos, en Central de Recambio Original solo trabajamos con Recambios Originales. Puedes contactar con nosotros a través del siguiente formulario o llamando al 93 223 84 85.

Solicita información