¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Cadena o correa de distribución: ¿cuál es mejor?

Es una duda frecuente, y ni los mismos fabricantes se ponen de acuerdo. En la actualidad conviven motores con cadena y con correa e incluso algunos modelos combinan una correa entre el cigüeñal y uno de los árboles de levas con una cadena o piñones entre el cigüeñal y el otro árbol de levas.

Tanto la cadena como la correa de distribución tienen sus ventajas y sus inconvenientes, y decidir cuál es la mejor depende mucho de cada caso. Vamos a sopesar pros y contras para ayudarte a llegar a una conclusión.

Cadena o correa de distribución: ¿cuál es mejor?

Ventajas y desventajas de la distribución por cadena

Entre las ventajas destacan:

  • Gran robustez y mayor duración: aunque esto no significa que sean eternas.
  • Sin mantenimiento: en los motores actuales, la cadena no tiene mantenimiento específico.
  • Más compacta: en la actualidad la cadena suele ser de eslabón simple y ocupa menos espacio que la correa.
  • Menos pérdidas mecánicas por fricción: gracias al uso de nuevos aceites de baja viscosidad y al ir bañadas en aceite y a una tensión constante, las cadenas actuales tienen muy pocas pérdidas mecánicas por fricciones internas en el motor. Esto les permite ser más eficientes en el consumo.

Entre los principales contras están que las cadenas de distribución son más pesadas y ruidosas. En cualquier caso, los modernos sistemas de tensado hidráulico y materiales aislantes en el motor están consiguiendo que sean cada vez más silenciosas.

Es raro que se rompa una cadena, pero en este sistema de distribución suelen fallar otros componentes, como los patines de plástico que guían la cadena o los tensores dinámicos hidráulicos, que funcionan con la presión del circuito de lubricación del motor.

Cadena o correa de distribución: ¿cuál es mejor?

Ventajas y desventajas de la distribución por correa

Las principales ventajas son:

  • Más silenciosa: la correa apenas hace ruido durante su funcionamiento.
  • Menor coste de fabricación: la correa es más barata que la cadena.
  • Más ligera.
  • Más fácil reparación: en caso de tener que acceder a la distribución del motor, por ejemplo para cambiar un retén, la correa suele ser más accesible.
  • Mayor libertad de diseño: al ser mucho más flexible, la correa permite a los ingenieros una mayor libertad para ubicar los componentes que son arrastrados por ella. Una sola correa puede accionar elementos que requerirían de varias cadenas.
  • Rara vez se rompe una correa de distribución que ha sido correctamente mantenida y sustituida dentro de los plazos de tiempo y kilómetros especificados por el fabricante. Si esto sucede, suele deberse a una fuga de aceite por algún retén del árbol del levas o del cigüeñal que acaba deteriorando la correa.

El principal inconveniente de la correa es que tiene que cambiarse periódicamente, ya que el material sintético con el que está fabricada envejece. En cualquier caso, hoy en día hay distribuciones que se renuevan solo cada 180.000 km o 10 años.

En la correa, como en cualquier otro elemento, es esencial elegir recambios originales y sustituir siempre el kit completo, que incluye también los rodillos tensores y la bomba de agua, que suele ir movida por la propia correa. Si la correa de distribución es nueva pero la bomba de agua se encuentra en mal estado, podemos ocasionar problemas graves en el motor.

Cadena o correa de distribución: ¿cuál es mejor?

Como especialistas en mecánica de vehículos, en Central de Recambio Original solo trabajamos con Recambios Originales. Puedes contactar con nosotros a través del siguiente formulario o llamando al 93 223 84 85.

Solicita información