¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Explicación técnica sobre el funcionamiento del ABS del coche

El sistema ABS del coche es uno de los avances más importantes que se han realizado en materia de seguridad activa. Según datos de los fabricantes, este sistema permite evitar un 10% de los accidentes en los que la distancia de frenado es el factor determinante.

El ABS es obligatorio desde hace más de una década en todos los coches que se comercializan en Europa, siendo además el punto de partida para añadir otras asistencias como el reparto de frenada, el control de tracción o el control de estabilidad.

¿Qué es el ABS?

El sistema antibloqueo de frenos (ABS, por sus siglas en inglés) es un sistema de seguridad activa que reduce la distancia de frenado al evitar que las ruedas se bloqueen y patinen.

De esta manera, el vehículo decelera de manera óptima, permanece estable y permite al conductor mantener la dirección durante la frenada.

¿Cuál es la función del sistema antibloqueo de frenos ABS?

El objetivo de un sistema de frenos ABS es evitar el bloqueo de las ruedas y la consiguiente pérdida de control del vehículo. Esto es especialmente importante cuando se circula sobre superficies deslizantes.

Debido a la inercia, durante la frenada se corre el riesgo de que el coche siga en movimiento aunque las ruedas estén completamente bloqueadas. Esto supone un grave peligro, ya que si las ruedas se bloquean durante la frenada, el vehículo seguirá moviéndose sin que el conductor tenga control de la trayectoria.

El sistema de frenos ABS impide que cualquiera de las cuatro ruedas patine, lo que permite hacer una frenada de emergencia y mantener la dirección al mismo tiempo.

Esto es así incluso en condiciones de firme muy complicado, por ejemplo, cuando el centro de la calzada está seco mientras que el arcén está cubierto de nieve.

explicacion_tecnica_abs_3

¿Cómo funciona el ABS?

El principio de funcionamiento del ABS es simple. Cuando se pisa el pedal del freno, se empuja un líquido que transmite su presión a los frenos de las ruedas. Si las ruedas se bloquean, basta con bajar un poco la presión para que estas se desbloqueen y vuelvan a girar.

Para detectar los bloqueos, cada rueda cuenta con un sensor de revoluciones conectado a la unidad central de control electrónico del ABS, que compara constantemente el número de vueltas de las cuatro ruedas y la velocidad real del vehículo.

En el caso de que durante la frenada la velocidad de giro de alguna rueda disminuya más que las otras, la electrónica detecta el peligro de bloqueo y reduce automáticamente la presión del líquido de frenos sobre esa rueda, para igualar su velocidad de giro con la de las demás. Para ello, el circuito de frenos cuenta con unas electroválvulas que abren el paso de líquido a un canal distinto y liberan el freno de esa rueda.

De esta manera, la velocidad del vehículo y la de cada rueda se ajustan continuamente. Los sistemas ABS modernos disminuyen y aumentan la presión de frenado 15 o 18 veces por segundo, aunque se mantenga pisado el pedal del freno a fondo. Cada vez que actúan las electroválvulas, el conductor detecta una vibración del pedal de freno, tan característica del ABS.

Sobre pavimento húmedo, este sistema permite que el agua drene por las estrías de los neumáticos, evitando así el peligroso aquaplaning.

Tipos de ABS

  • Sistema antibloqueo de tres canales. Las dos ruedas delanteras se controlan individualmente y las dos traseras juntas.
  • Sistema antibloqueo de cuatro canales. Es el predominante entre los vehículos nuevos. Cada rueda es controlada de forma individual con un sensor de velocidad. 
explicacion_tecnica_abs_2

¿Cómo debo frenar con ABS?

Con el ABS, cualquier conductor conserva un dominio perfecto del automóvil al frenar. El sistema actúa de forma automática, sin que se deba reducir activamente la presión sobre el pedal del freno.

En el caso de una frenada extrema o de emergencia, en un automóvil con ABS simplemente se debe pisar a fondo el freno y el embrague (para evitar que se cale el motor).

¿Qué mantenimiento tiene el ABS?

Lo más importante es cambiar el líquido de frenos según el programa de mantenimiento del fabricante. Este es un fluido que tiene la particularidad de absorber el agua de la humedad del aire. Esto hace que poco a poco baje su punto de ebullición y acaben estropeando las electroválvulas, las gomas, etc.

En los sistemas más modernos, los sensores de revoluciones emplean rodamientos polarizados en lugar de una corona dentada. Estos son más precisos, pero también más delicados.

En Central de Recambio Original somos especialistas en Recambios Originales, también para los elementos relacionados con el sistema de frenos y ABS.

 

Contacta con CRO rellenando el formulario a continuación.

Solicita información