¿Necesitas ayuda? Llámanos al 93 223 84 85
¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Consejos para proteger la pintura del automóvil del sol

A lo largo de toda su vida útil, casi cualquier vehículo acaba pasando un enorme número de horas estacionado al aire libre, a merced de multitud de inclemencias meteorológicas.

Pero de entre todos los elementos climáticos (lluvia, viento, hielo…), el sol es aquel al que se debe prestar mayor atención. No en vano, además de ser el elemento que está presente durante más horas al día, es también el más perjudicial. ¿Sabes cómo proteger al automóvil de los daños del sol sobre la pintura?

 

Las consecuencias de exponer un vehículo al sol

Los rayos ultravioleta UV (entre los que se incluyen los rayos UVA, UVB y UVC) son solo una pequeña parte de las radiaciones del sol, aunque son conocidos por ser los más dañinos para la piel.

Lo mismo ocurre en el caso de los vehículos, cuya exposición prolongada a este elemento puede acabar causando daños en su superficie, siendo la pintura la gran perjudicada mostrando señales de descoloramiento, pérdida de textura e incluso descascarillado. ¿Cómo se pueden evitar estos daños que acaban teniendo graves consecuencias para la carrocería a medio y largo plazo?

Buscar protección es primordial

La primera solución para proteger al coche del sol es básica: aparcarlo en lugares cubiertos, de manera que el impacto del sol no sea directo. De todas formas, y dado que muchas veces no se reúnen las condiciones necesarias para disponer de este aparcamiento, la protección también puede venir en forma de ceras para el vehículo, cuya evolución en los últimos años las ha convertido en una ayuda indispensable para suavizar de manera evidente los desperfectos causados por el sol.

Estas ceras, especialmente aquellas en forma de pasta, permiten recubrir al coche de una capa protectora desarrollada para protegerle de los rayos UV, pero también de suciedad y de impactos de poca intensidad. En este punto cabe indicar que desde hace años las pinturas de los coches ya se acompañan de protecciones UV, pero la exposición prolongada acaba haciendo mella también en estas capas. De aquí la importancia del encerado cada pocos meses para garantizar una buena conservación de la pintura.

 

La solución cuando los daños son irreversibles

En ocasiones puede ocurrir que los daños provocados por el sol en la pintura sean detectados demasiado tarde, cuando ya hayan aparecido áreas blancas y de textura mate o incluso zonas de pintura que se empiezan a descascarillar. Ante estos casos se debe actuar de manera inmediata, pues el impacto del sol no cesa y los daños pasarían entonces a afectar a la carrocería, por lo que se convierte en imprescindible una revisión en taller de los desperfectos.

Si la estructura y rigidez de los elementos cuya pintura se ha visto dañada es normal, un nuevo trabajo de pintura podrá contener el problema y devolver las piezas a su estado original. Sin embargo, si no se puede garantizar el perfecto estado de las piezas (algo que puede ocurrir en elementos como las aletas o el capó), será necesario reemplazarlas por unas nuevas, siempre con el objetivo de que el vehículo conserve las cualidades con las que salió de fábrica, siguiendo los estrictos estándares y controles de calidad del fabricante.

 

En Central de Recambio Original somos especialistas en carrocería de vehículos y trabajamos únicamente con Recambios Originales. Podéis contactar con Central de Recambio Original mediante nuestro formulario o llamando al teléfono 93 223 84 85.

Deja un comentario

obligatorio
obligatorio (no se publicará)