¿Necesitas ayuda? Llámanos al 93 223 84 85
¿Dónde encontrarnos? Estamos en

Carrer dels Motors, 152, 08038 Barcelona

8:30 - 13:30 /15:30 - 18:30

Un buen trabajo de carrocería y pintura es vital en clásicos

El sector del coche clásico, lejos de ser una moda pasajera, cada día goza de mayor popularidad. Es por este motivo que cada vez hay que prestar más importancia al mantenimiento y restauración de los coches clásicos, especialmente en el apartado de chapa y pintura, ya que se trata de una demanda creciente entre los clientes. Y si bien a nivel mecánico no suelen presentarse demasiadas complicaciones si se dispone de recambios, si hablamos de pintura y carrocería entran en juego varios factores a tener en cuenta.

Los materiales que se usaban antaño han evolucionado de una manera espectacular hasta hoy, por lo que conocer y entender los procesos y materiales originales es vital para realizar un buen trabajo de carrocería y pintura. No se debe olvidar que mantener la originalidad es algo básico en la gran mayoría de coches clásicos.

En el caso de querer empezar a ofrecer servicios de carrocería y pintura de clásicos, hay que conocer las necesidades habituales de estos clientes, que suelen ir en busca de talleres capaces de realizar trabajos de excelente calidad. Mencionamos a continuación los tres escenarios habituales.

Restauración de chapa y pintura originales

La restauración completa partiendo de una base totalmente original implica un estudio del color y productos originales utilizados por el fabricante. En segundo lugar, requiere un saneado total y absoluto de la carrocería, ya que con el paso del tiempo es muy posible que presente zonas contaminadas con óxidos y partes de pintura e imprimaciones que no puedan aprovecharse. Es posible incluso que la restauración requiera la sustitución de algunos elementos de la carrocería como consecuencia del óxido.

Una vez saneada del todo la carrocería y dejada en “chapa viva”, empieza el proceso de pintado. En primer lugar hay que priorizar el color original del vehículo, pues un repintado en color original siempre tendrá mucho más valor que un color nuevo. El primer problema en este caso es conseguir la tonalidad original del color con los materiales actuales, por lo que un buen pintor y con experiencia en clásicos es imprescindible para lograr la misma tonalidad del color original.

Pero antes de aplicar el color final, hay que añadir todas las capas protectoras de la carrocería (ceras, imprimaciones, aparejos…) para evitar que con el tiempo, la humedad y el óxido den al traste con un buen trabajo de pintado. El profesional debe conocer muy bien el modelo en concreto, analizar qué zonas son las más propensas a albergar óxidos y deterioros y aplicar ahí medidas correctoras para evitar que pueda suceder de nuevo.

Sin duda, la experiencia del profesional de taller es imprescindible para conseguir un resultado excelente, ya no sólo a nivel estético, sino también en esas partes ocultas de la carrocería, que son las que a la larga pueden generar mayores problemas.

Restauración de vehículo con nuevo trabajo de chapa y pintura

También existe la restauración del coche clásico a partir de un trabajo de carrocería y pintura nuevo. Esto ocurre cuando el cliente busca una restauración completa, pero eligiendo un color “al gusto”, que se salga de la paleta de colores originales del modelo.

En este caso, el primer paso es lijar y eliminar el color actual, hasta llegar a las capas de protección de la carrocería (aparejo e imprimación). En segundo lugar, una vez eliminado el color “moderno”, el profesional deberá comprobar todos los detalles de las capas de protección para certificar que cumplan perfectamente su cometido. En caso de duda, siempre será mejor sanear la zona dudosa y aplicar de nuevo los materiales de protección.

Por último, y suponiendo que todo está en orden, de nuevo la pericia y experiencia del profesional será vital a la hora de adaptar las capas inferiores con los productos modernos, para que su integración sea perfecta y se alcance un resultado excelente, que dotará al vehículo de mayor exclusividad al lucir un color fuera de los tonos originales.

Repintado de vehículo

Posiblemente la necesidad más frecuente de los propietarios de coches clásicos es la de un repintado sobre la pintura original. Esto ocurre con aquellos clásicos originales, bien cuidados y mantenidos, pero cuya pintura ha perdido vitalidad y necesita pasar de nuevo por la cabina de pintura.

Este caso no es más sencillo que otros, ya que a diferencia de los anteriores ejemplos, donde partíamos en ambos casos de imprimaciones y aparejos modernos sobre los que aplicábamos el color original “moderno”, aquí nos encontramos con que todas las capas de pintura y protección de la carrocería son las originales, con los productos usados en su época, que poco o nada tienen que ver con los actuales y, de no tener en cuenta algunos factores, se podría arruinar por completo cualquier trabajo de repintado al reaccionar químicamente los productos.

El profesional de la pintura debe conocer acerca de qué productos y materiales se usaban en la época para, a partir de estos, escoger qué productos modernos serán los más adecuados para lograr reproducir el tono original del coche.

En cualquiera de los casos anteriores, el resultado final dependerá tanto de la pericia del profesional como de los mejores materiales usados, algo que solo puede garantizar el uso de Recambios Originales, desarrollados por los fabricantes siguiendo los procesos marcados desde el inició de comercialización del vehículo.

 

En Central de Recambio Original somos especialistas en carrocería de vehículos y trabajamos únicamente con Recambios Originales. Podéis contactar con Central de Recambio Original mediante nuestro formulario o llamando al teléfono 93 223 84 85.

Deja un comentario

obligatorio
obligatorio (no se publicará)